.

.

martes, 23 de mayo de 2017

Pito fue joven



Fue un verano.

Las chicas nos invitaron a comer en su casa.

"Una ensalada de arroz" dijeron.

"Venir sobre la una" dijeron.

Llegamos a la una.

Nos abrió la chica uno.

"¡Que puntuales!" dijo.

La chica dos apareció sin camiseta.

Pito la miró fijamente.

"¿Me estás mirando las tetas?" preguntó.

"Para nada. Te miro el corazón. Que las tetas estén en medio no es culpa mía" contestó.

(risas)

Ella fue a su cuarto y volvió con camiseta con frase.

"Las mujeres inteligentes acojonan a los tíos" decía.

"Ya te dije que no tuvieras sobrinos" me dijo Pito.

(Risas)

Y así pasaba el día.