.

.

lunes, 29 de mayo de 2017

ojo... y suerte




Hablaba Pito. Le escuchaban -atentamente- un grupo de universitarios que visitaban a su antiguo -y querido- profesor.


Ojo con ellas. Andan por todas partes, con su atrevido miedo, portando orgullosamente sus cuarenta y tantos o más, lindas, leídas, viajadas, sensibles.

Ojo con ellas.

Vienen de cerrar una puerta con decisión…pero sin olvido.

Amaron a sus hombres, construyeron, cumplieron. Dieron alas a sus crías y ahora desentumecen las suyas.

Saben de la vida.

Expertas en estupidez y sus matices sabrán notarla, no lo dudes.

Versadas en economía la aplican en sus gestos, sus andares y en su exacta sexualidad.
Ojo con sus caderas sabias que ya se estremecieron y agitaron.

Saben del amor en todos sus colores, desde el rojo resplandor al mustio gris costumbre.
Prontas a sentir van con una profunda intensidad en la mirada y con delicada seguridad en la sonrisa.

Saben lo que quieren.

Pero si esta advertencia os llega tarde y ya sabeis que no podéis dejar de pensar en ellas, no hagáis promesas que no seréis capaces de cumplir. Mejor se natural, autentico, lo valoraran.

Vienen de quemar las naves y cambiar comodidad indolente por riesgo vital. No quieren disfraces. Avanzan por un camino incierto, pero elegido.



Ojo con ellas…

…tal vez -con suerte- habrá una en vuestro camino.