.

.

martes, 6 de junio de 2017

pregunta tras pregunta



Hace ya algún tiempo. El día que Mildred encontró el Hope.
* ¿Por qué te veo siempre con esa sonrisa en la cara y esa mirada triste que la contradice?

* ¿Se necesita ser tan observador para ser dueño de un café?

* ¿Acaso sería algo negativo tener esa virtud?

* ¿Pueden las virtudes ser negativas?

* ¿Existe algo que no pueda -en su peor versión- convertirse en negativo?

* ¿Existe algo que no acabe en su peor versión?

* ¿Te consideras una mujer derrotista temporal o es genético?

* ¿Cual sería la diferencia en este momento?

* ¿Es necesario que te lo diga?

* ¿Por qué crees que estoy triste?

* ¿Por un amor insatisfecho?

* ¿Se necesita ser tan observador para ser dueño de un café?

* ¿Eres capaz de decirme algo positivo, ahora?

* ¿Me gustan los cuadros que pones en tus paredes?

* ¿Los de la gente cruzando calles?

* ¿De verdad ves eso?

* ¿Qué ves tu?

* Qué te parecería si te dijera que mi vida?

Jota sonrió y se alejó de ella. Mildred también sonrió.

Y volvió a mirar los cuadros. Mucha gente en el mismo sitio consigue que no se vea a los individuos. Están ahí, tienen su propia vida, pero desaparecen para los ojos de los demás.

¿Necesitaba ser visible?