.

.

lunes, 19 de junio de 2017

de prisioneros y ropa de camuflaje



Estábamos en la terraza en la parte superior de la casa de Pito. Tomábamos unos vinos o cervezas en espera de ir a cenar.

Mildred había traído una amiga nueva. Justo le decía Guille eso de "preocuparte demasiado de lo que los otros piensan de ti acaba convirtiéndote en prisionera" cuando apareció el anfitrión en ropa interior.

La nueva -que evidentemente no le conocía- fue la que no pudo menos que preguntar.

"¿Qué haces en calzoncillos?"

"Me compré uno de esos pantalones de camuflaje y ahora no los encuentro" le contestó.

"Este no se preocupa demasiado de lo que piensan otros ¿no?"

Era nueva, pero era rápida.